* Tiziana Panizza fue la gran vencedora de la competencia nacional con
su cinta “Remitente: Una carta visual”; mientras que el premio del jurado
en esta misma categoría fue para la película “El poder de la palabra” de
Francisco Hervé.
       * En la competencia latinoamericana la cinta “Los herederos” del
mexicano Eugenio Polgovsky fue la ganadora, y los jueces reconocieron “Un
lugar bajo el sol” del brasileño Gabriel Mascaro.

 “Remitente: Una carta visual” de Tiziana Panizza, se coronó como la gran
ganadora de la competencia nacional del 13° Festival Internacional de
Documentales de Santiago (Fidocs), llevándose para su casa el Gran Premio
Embajada de Francia que consiste en un trofeo junto con el pago de estadía
y pasajes para participar en cualquier festival del país galo.

En su cinta, Panizza quiso recuperar el antiguo rito familiar de mandar
cartas a sus antepasados a través de un formato mucho más tecnológico
como es una película. El jurado compuesto por Javier Porta Fouz, Juan
Diego Spoerer y Sophie Franca, la eligió por un_ “MINIMALISMO NARRATIVO
CUYA TENSIÓN Y POÉTICA VISUAL NO SÓLO TEJEN UNA HISTORIA FAMILIAR, SINO
ADEMÁS UNA VISIÓN PROFUNDA DEL ESPACIO-PAÍS”._

El Premio del Jurado, por su parte, recayó en manos de Francisco Hervé
por su película “El poder de la palabra”. En ésta retrata la lucha de
Hardy, un vendedor ambulante que organiza a sus compañeros con el fin de
adaptarse a los cambios del nuevo sistema de transportes de Santiago, y
así no perder su fuente laboral.

Los jueces la eligieron por_ “UNA POLIFONÍA ORQUESTADA EN EL CENTRO DEL
ANONIMATO URBANO Y EJECUTADA CON IRONÍA Y APEGO CARIÑOSO A LA VOZ DEL
CAMINANTE”._

EN LA COMPETENCIA LATINOAMERICANA

En cuanto a los ganadores de la competencia latinoamericana -que se
realiza por primera vez en esta edición del certamen-, fue el mexicano
Eugenio Polgovsky quien logró la victoria con su película “Los
herederos”.

_”POR LA COHERENCIA AUTORAL DE LA PROPUESTA, QUE CON UNA PRECISA
UTILIZACIÓN DE LOS RECURSOS NARRATIVOS, DA UNA MIRADA DIGNA DE LA POBREZA
SIN UNA GRANDILOCUENCIA MORALISTA” _fue la razón que arguyó el jurado
compuesto por Luis Ospina, Cristián Leighton y Jorge Morales para premiar
esta cinta que muestra la realidad del trabajo de los niños en el campo, y
su imposibilidad de salir del círculo de la pobreza.

El Premio del Jurado fue a parar a manos del brasileño Gabriel Mascaro
por “Un lugar bajo el sol”. El filme hace un análisis de las clases
dominantes de Brasil a través del diálogo con los habitantes de ocho
penthouses en diferentes ciudades del país, los cuales hablan sobre
injusticia social, política, sueños, prejuicios y otros.

Los jueces consideraron que la cinta tiene _”UN PUNTO DE VISTA INNOVADOR Y
ARRIESGADO, POR ABRIRSE A LOS MISTERIOS DE LA CIUDAD Y SUS HABITANTES,
APROXIMÁNDOSE CON IRONÍA A UN GRUPO SOCIAL POCAS VECES EXPLORADO”._

Anuncios