El documental chileno, de Juan Diego Spoerer y Hakan Ángstrom, recorre las viejas construcciones de la oficina salitrera de Chacabuco, la nortina ciudad de Antofagasta. Se trata del relato de un hombre mayor que crece allí y que más tarde se ve obligado a regresar, experimentando uno de los períodos más oscuros y violentos de la historia de Chile.

Por primera vez en la historia del Festival Internacional de Documentales, Fidocs, los tres primeros galardones de la Competencia Nacional se otorgaron por unanimidad. El Gran Premio Embajada de Francia recayó en el documental “La sombra de don Roberto”, de Juan Diego Spoerer y Hakan Engström, “por lo ajustado de su relato cinematográfico, y por la capacidad para captar la riqueza de un personaje simple y de profunda sensibilidad.” Para el realizador ganador, el premio consiste en un viaje de una semana a Francia y en la participación en uno de los grandes Festivales de Francia.

Anuncios