Crónica de un verano (Chronique d’un été) es un filme documental realizado durante el verano de 1960 por el sociólogo Edgar Morin y el antropólogo y cineasta Jean Rouch.

La cinta inicia con una discusión entre Morin y Rouch acerca de si es posible actuar o no sinceramente delante de una cámara. Posteriormente la secuencia gira entorno a debates sobre la concepción que tienen los parisinos sobre su propia existencia y la felicidad en la clase obrera.

Este rodaje, ejemplar representante de la Nouvelle vague francaise (Nueva ola francesa), emplea elementos característicos del cinema verité el cual expone personajes y situaciones del mundo real que no siempre aportan elementos explicativos al espectador donde las temáticas retratadas generalmente presentan una perspectiva tanto subjetiva como objetiva.

Anuncios