El director austriaco Nikolaus Geyrhalter, nos da la Bienvenida al mundo de la producción industrial de alimentos y de las granjas de alta tecnología. Con espacios monumentales, paisajes surrealistas y extraños sonidos, la película muestra sin prejuicios los lugares en Europa donde se produce la comida; un entorno industrial que deja poco espacio para el individualismo. Gente, animales, cosechas y maquinarias forman parte de la logística de este sistema que provee a la sociedad de un estándar de vida. 
Our Daily Bread ofrece un festín difícil de digerir y del que todos formamos parte. Y es el cómo se producen los alimentos que compramos en el supermercado.

Anuncios