CRAWFORD.- Cientos de personas miraron el domingo el estreno local de una película documental sobre cómo un pueblo pequeño fue trastornado por un nuevo vecino: el Presidente del país.

“Crawford” fue exhibida en una pantalla de 15 metros (50 pies) al aire libre en un campo de fútbol estadounidense debido a que el pueblo no tiene sala de cine.

Aproximadamente 300 personas se sentaron en las butacas del campo deportivo y sobre el césped en mantas y sillas de jardín en una noche tibia con viento, algunos acompañados con bolsas de palomitas de maíz que se vendieron en la entrada por dos dólares.

El documental de David Modigliani narra cómo cambiaron muchas de las vidas de los 700 residentes luego de que George W. Bush, entonces gobernador del estado, compró una hacienda de 647 hectáreas (1600 acres) en 1999, en los primeros días de su campaña presidencial.

Anuncios