blockade_detail.jpg

Junto con Viktor Kossakovsky, Alexandr Sokurov o Serguei Dvortsevoï, Sergei Loznitsa es uno de los más prestigiosos directores rusos contemporáneos. Su obra ha sido objeto de retrospectivas y reconocimientos en incontables festivales como Sheffield, États Généraux du Film Documentaire o Mar del Plata.
Loznitsa nació en Kiev en 1964. Tras estudiar matemáticas y cibernética, se formó en el Instituto Cinematográfico de Moscú (VGIK), cuyos cursos de montaje impartía Liuba Fejginova, montadora de Andrei Tarkovsky. Esta formación le inicia al cine ruso y europeo de la época, de Antonioni a  Fellini o Visconti.
En la intersección de diferentes disciplinas (fotografía, pintura, música), los documentales de Loznitsa esbozan el retrato de una humanidad que lucha contra el paso del tiempo y que se ve sometida a cambios económicos, sociales y políticos de gran amplitud. Basados en una investigación sonora muy trabajada, los rasgos comunes atraviesan el conjunto de su obra son: el interés por el trabajo cotidiano de las gentes sencillas (obreros y campesinos), la reflexión sobre la noción de comunidad (fortuita en el caso de encuentros en singulares espacios u obligada en el caso de los desfavorecidos) o la atención fijada en los gestos y posturas del cuerpo y su ritmo (abandono, espera, actividad).

Anuncios