Por Blogs & Docs

El pasado viernes 2 de marzo, en una gala celebrada en el auditorio de Civican, se dió a conocer el palmarés de la Tercera Edición del Festival Internacional de Cine Documental de Navarra Punto de Vista.

El jurado, compuesto por Margarita de la Vega Hurtado, ex-directora del Flaherty Film Seminar, Jaime Pena, director del CGAI, Fernando Pagola, artista plástico, Mikhail Vartanov, director de cine, y Yael Perlov, montadora, decidió otorgar los siguientes premios:

Mención Especial, con una dotación de 1.000 euros, para ORANGE WINTER/INVIERNO NARANJA, de Andrei Zagdansky, por el uso de la dialéctica entre la tradición del cine lírico de Dovjenko y el cine directo que representa la filmación de los acontecimientos políticos vividos en Ucrania en el invierno de 2004.

Mención Especial, dotada con 1.000 Euros, para OUR AMERICA/ NUESTRA AMÉRICA, de Kristina Konrad, por su trabajo sobre la memoria que aúna lo íntimo con lo colectivo y la mirada externa de la realizadora con la de varios protagonistas de la Revolución Sandinista, ejemplificada especialmente en esas dos mujeres que son rescatas del pasado y de una vieja foto que es confrontada con la realidad actual.

Premio al Mejor Cortometraje, dotado con 3.500 Euros, para EVEN IF SHE HAD BEEN A CRIMINAL./ AUNQUE HUBIERA SIDO UNA CRIMINAL., de Jean-Gabriel Périot, por su inteligente y persuasivo uso del material de archivo que en la mejor tradición del cine documental de montaje rescata hechos silenciados de la Historia del siglo XX sobre los que el director no duda en aportar su propia interpretación.

Premio Jean Vigo al Mejor Director, dotado con 5.000 Euros, para Tomasz Wolski, director de THE CLINIC/ LA CLÍNICA, por su sensible aproximación al día a día de una institución y unos personajes de los que el director, haciendo gala de una sorprendente madurez, logra extraer sus temores y esperanzas, imbuyendo el relato de un contagioso halo poético.

Gran premio “Punto de vista” dotado con 9.000 Euros, para FOREVER/ PARA SIEMPRE, de Heddy Honigmann, una película que celebra el amor y ofrece una visión serena de la muerte, una película sobre el consuelo que la belleza nos ofrece, con la que Heddy Honigmann quiso, en sus propias palabras, “hablar de la importancia del arte en la vida”, propósito que resume el punto de vista de la directora.

Anuncios