2. Las Panorámicas:

Quisiera comentar dos tipos de panorámicas:

2.1 Seguimiento de un sujeto en movimiento.

2.1.1 Cuando se sigue en panorámica a un sujeto, tratar en lo posible de partir con el principio de la acción y acompañarla hasta que se detenga. Cuando esto no es posible (vuelo de pájaros o paso de un tren, por ej.) definir un primer encuadre fijo al que entre el móvil, acompañarlo y luego detener la panorámica con suavidad en algún momento en que el contenido y la composición del plano lo permitan y dejar que el objeto en movimiento salga de cuadro. Mantener el cuadro fijo algunos segundos.

2.2 Descriptivas.

2.2.1. Cuando hagas una panorámica, trata de partir con 5 o 6 segundos fijos, luego inicia el movimiento con suavidad y, al llegar al final, mantén fijo el encuadre por otros 5 o 6 segundos. Esto permitirá aprovechar en el montaje la panorámica completa o como tomas fijas el inicio y la llegada, si fuera necesario. Aunque esto parezca obvio: vigila el movimiento (si no se dispone de un monitor tú eres el únio en saber realmente cómo salió) y si no salió bien, repítelo hasta que estes seguro. ¡Ser exigente consigo mismo! Además es preferible que el director reclame un poco durante la grabación a que te maldiga durante el montaje.

2.2.2. La velocidad con que se hace una panorámica depende obviamente del objeto que se está siguiendo. Sin embargo, la sensación de movimiento variará según la optica utilizada: a mayor distancia focal, mayor velocidad. Por otra parte cuando se trata de una panorámica en que estamos describiendo algo: un paisaje, una escenografía, una escultura, un cuadro, una textura, etc. la velocidad depende de lo que estamos motrando, del “clima” de la secuencia, de la sensibilidad del camarógrafo, etc. La única recomendación que puede hacerse es que el camarógrafo mire y vea a través del visor y vaya descubriendo junto con la cámara, como si lo viera por primera vez y “saboreando” los aspectos de la realidad que la panorámica va develando a medida que avanza. la velocidad más adecuada resulta sola.

2.2.3. Al seguir móviles en el cielo (pájaros, aviones, etc.) hay que cuidar especialmente la ubicación del móvil en el cuadro. Muchas tomas espectaculares de cóndores planeando majestuosamente se han arruinado por no cuidar esto. Cuando vemos el resultado nos encontramos con que el cóndor baila de una lado a otro en el cuadro. Lo que sucede es que el ojo concentrado en el móvil compensa las vibraciones y movimientos de la cámara. la única manera de tener un verdadero control sobre esto es fijarse con especial cuidado en mantener durante el movimiento una distancia constante (o de variación muy lenta) entre el móvil y los bordes del cuadro.

2.2.4 Es conveniente tomar en cuenta que toda la panorámica (en que la cámara va descubriendo elementos visuales a medida que se mueve), crea una tensión interna que corresponde a la curiosidad del espectador por la información que va entrando al cuadro. Ésta culmina cuando la panorámica se detiene. En consecuencia es importante que: a) la panorámica no se corte antes de detenerse, y b) ojalá el encuadre final contenga información interesante y este bien compuesto.

Anuncios