Tópicos de la imagen: Género, cuerpo, poder, el otro.

Mímesis y representación:

La mímesis viene a ser algo opuesto a la poiesis (creación). Mímesis es semejanza. Los griegos creían que la palabra creaba la realidad a diferencia de la imagen. Estos creían y entendían como escena al eidos = idolo o signo. Ídolo es toda representación en que el cuerpo humano es plegado con cuerpo de animal.

En la Edad Media se gesta los estudios de la imagen. Nace la pregunta sobre la naturaleza de las imagenes, no tanto su capacidad de visión sino el papel que juega en el alma. Para los teólogos nace la pregunta de cómo leer la imagen.

La iglesia es el primer momento de conquista visual, la cual utiliza a la imagen como una manera de concretar su proyecto evangelizador. En este tiempo ya peensaban en sus poderes y posibles consecuencias.

Una de las primeras consecuencias de este proceso, es el peligro de adoración a las imágenes de Dios y no de la esencia de él mismo. La iglesia decía hagan imágenes y no ídolos: “No confundamos a Dios con la imagen de Dios”.

Con el nacimiento en la pintura de la perspectiva en el Renacimiento, nace un nuevo modo de representación del espacio y el tiempo, en el cual se buscaba la configuración de un orden de lo real, y a la vez, una representación de lo inmaterial.

¿Cómo represento yo? con el color y la linea.

El uso de la linea y el color (valor iconológico) estos últimos no son gratuitos, simbolizan muchas cosas en los ámbitos humanos.

¿Qué es la mímesis o semejanza?

La semejanza va a ser considerado lo verosimil, lo cual refiere a que la imagen se asemeja al objeto porque nos permite volver a ver la cosa en si. Volver a verlo. La imagen es un acto de rememoración, no de representación de lo real. Aquello con lo cual yo recuerdo al mundo.

Gracias a la imagen yo recuerdo que esta “esa cosa” en el mundo, en la tradición moderna. “Ver es volver al mundo”. Edipo se saca los ojos para no volver al mundo.

Anuncios